— 5 Tips para hacer nuevos amigos en las actividades —

Y considerémonos los unos a los otros para provocarnos al amor y a las buenas obras. (Hebreos 10.24)

Llegas a una actividad de la Unión. Es la primera vez que visitas ese lugar. Notas cómo algunos se saludan con mucho entusiasmo, mientras tú estás parado solitariamente. Quizá tu personalidad no ayuda mucho, no eres de los extrovertidos que le hablan a todo mundo sin que los conozcan. Pero por dentro quisieras hacer nuevos amigos. Todos tenemos habilidades para conectarnos con la gente y una de las cosas bellas del Esfuerzo Cristiano es que puedes conocer a muchos hermanos.

«Un estudio hecho en la Universidad Princeton demostró que la gente hace juicios de valor sobre la confianza que los demás proyectan con tan solo ver la cara de la persona unos milisegundos.» Por ello, para ti que quieres hacer nuevos amigos tenemos buenas noticias. Existen cosas muy sencillas que puedes hacer para dar una buena primera impresión:

1. Sonríe

Proverbios 15.13 dice: "El corazón alegre hermosea el rostro..."

El simple acto de sonreír hace que el cerebro libere neurotransmisores que te hacen sentir bien, como lo es la dopamina, endorfina y serotonina. Y no solo eso, sonreír tiene el poder de hacer sentir mejor a los demás.

Un estudio hecho por la Universidad de Uppsala en Suecia encontró que las expresiones faciales son inconscientemente imitadas. Esto quiere decir que si le sonríes a alguien, muy probablemente la persona de enfrente lo haga también.

Así que ya sabes, la mejor manera de hacer una primera impresión es una sonrisa gentil y amistosa.

2. Haz contacto visual

Mateo 6.22 dice: "La lámpara del cuerpo es el ojo: así que, si tu ojo fuere sincero, todo tu cuerpo será luminoso".

Viendo a los ojos estás demostrando que tienes interés en la conversación y bueno, a nadie le gusta que lo ignoren. Mantén una mirada gentil.

3. Pregunta

Santiago 1.19 dice: "...todo hombre sea pronto para oír, tardío para hablar..."

¿No sabes de qué hablar? Deja que el otro hable. Haz preguntas.

A la gente le gusta hablar de sí mismo. Pero ojo, no comiences hablando de ti, a la gente le gusta que se interesen en ellos. El hecho de preguntar nos da la habilidad de escuchar y saber las cosas que tenemos en común, de esta manera creas conexión. Pero recuerda ser prudente y hacer preguntas básicas: ¿De dónde vienes? ¿A qué te dedicas? No vayas directo a cosas personales como: ¿tienes novia? Eso da mala impresión.

4. Haz cumplidos

Romanos 12.10 dice: "Amándoos los unos a los otros con caridad fraternal; previniéndoos con honra los unos a los otros"

Antes de que continúes leyendo quiero decirte que no seas "aventad@". Apenas conoces a la persona, no le recites el libro de Cantares: "Tus ojos son como dos palomas, eres como el lirio entre las espinas y como la gacela graciosa..." Eso también dará mala impresión de ti.

Hacer cumplidos es dar halagos prudentes y educados. No es malo decir: "Te va bien el azul", "Tienes un bonito peinado". Encuentra algo que puedas halagar de inmediato. Esto puede ser tan simple como lo es la manera en que están vestidos o la respuesta a tu pregunta: "wooow, qué interesante eso que estudias". Todos amamos ser halagados. Recuerda Proverbios 15.2: "La lengua de los sabios adornará la sabiduría: Mas la boca de los necios hablará sandeces". No quieres ser necio, ¿verdad?

5. Dale seguimiento

Salmo 133.1 dice: "¡Mirad cuán bueno y cuán delicioso es habitar los hermanos igualmente en uno!"

El primer acercamiento es increíble, pero las verdaderas relaciones se construyen con tiempo. Termina la plática dándole una razón por la que necesitas seguir en contacto. Podrías decir: "Fue un placer conocerte, me encantaría seguir en contacto, te busco en facebook si te parece". Solo pide el número de teléfono si la confianza da para eso, si no, se prudente y no lo hagas.

Como notarás, se trata de conocer a las personas, no de presumir quién eres. He aquí unas recomendaciones:

-No solo le hables a los del sexo opuesto.

-Nunca discrimines por el físico, ni que estuvieras como el rey David y si sí, no te hemos visto, se humilde.

-Mantén tu mirada amigable, no juzgadora de cómo se ven.

-Tampoco hagas diferencia por la edad, conoce a gente mayor o menor que tú.

-Si notas que la plática no se da, no insistas.

-Una vez que tengas su contacto en las redes sociales, por favor: no hostigues, se amigable.

-No aparentes lo que no eres. Algunos aparentan ser muy espirituales, pero al paso del tiempo dejan ver quiénes son realmente. Los identificas porque para todo tratan de usar palabras "espirituales" para impresionar, hasta para decir un "hola": Gracia y paz sean en tu vida oh querida hija del Gran Señor nuestro Dios poderoso, Padre de Abraham, Isaac y Jacob, Señor de Sabaoth, Creador de las cosas visibles e invisibles, te saluda este humilde siervo, he ayunado toda la madrugada por ti, bla, bla, bla... En realidad nunca hablan así, solo tratan de impresionar. No lo hagas. Se natural.

Tan solo saludar, sonreír y decir: "Dios te bendiga" mirando a los ojos, es un gran avance. Todo sea por que convivamos mejor. Pongamos de nuestra parte y recuerden siempre la regla de oro: "Así que, todas las cosas que quisierais que los hombres hiciesen con vosotros, así también haced vosotros con ellos; porque esta es la ley y los profetas" (Mateo 7.12)

(Adaptado por Nahum Rodea M.)