— La Familia Esforzadora —

El Esfuerzo Cristiano fue diseñado para la juventud, pero ha evolucionado y en la Iglesia Nacional Presbiteriana Conservadora de México (INPCM) lo hemos conocido y practicado para todas las edades. No en todos los Esfuerzos Cristianos del mundo manejan las cuatro categorías de Sociedades, la mayoría son solo juveniles. El papel de la familia dentro de la Unión Sinódica de Sociedades de Esfuerzo Cristiano (USSEC) es muy importante. Dios ordenó que la familia fuera el centro principal de enseñanza (Dt. 6.4-9), por lo que aprender a servir a Cristo y a su Iglesia, como lo dice el lema del Esfuerzo Cristiano mundial, se aprende en la familia. A través del camino de Sociedad a Sociedad (Infantil, Intermedia, Juvenil y de Adultos), podemos generar transiciones inteligentes de la niñez a la adultez para formar generaciones de esforzadores genuinos que vivan "Por Cristo y por su Iglesia", por lo que el cuidado y ejemplo de los padres en la trayectoria esforzadora de los hijos es vital. Por medio de Familias Esforzadoras podremos ver a las nuevas generaciones convertirse en las columnas de la iglesia, los gobernantes de la misma, los que presidan las Uniones sin desviarse de las bases bíblicas y fundamentos de lo que es el EC, los que trasciendan en la comunidad por su excelencia en sus estudios, en sus trabajos, en mostrar un genuino amor e interés al prójimo y ser luz a través de las familias que formen. Aquellas cosas que prometemos en el Voto, tales como: leer la Biblia, hacer oración, sostener a la iglesia, etc., son cosas que se prenden desde el hogar. Génesis 18.19 dice: "Porque yo lo he conocido, sé que mandará á sus hijos y á su casa después de sí, que guarden el camino de Jehová, haciendo justicia y juicio, para que haga venir Jehová sobre Abraham lo que ha hablado acerca de él". Vivir "Por Cristo y por su Iglesia" se aprenden en la familia.